No todas las aguas son iguales

Siempre nos enseñaron en el colegio que el agua es inodora, incolora e insabora, pero esto no es del todo cierto y así lo confirman los distintos laboratorios que se dedican a analizar y/o comercializar distintos tipos de agua. Efectivamente no todas las aguas son iguales y por eso es importante conocer la composición química del agua que estamos bebiendo, no de una forma obsesiva pero sí de manera informativa, ya que el agua es el primer y más básico nutriente que nuestro cuerpo necesita, incluso antes que la ingesta de alimentos.

agua1

El Agua Eden se extrae de manantiales naturales, cuidadosamente seleccionados por la calidad de sus aguas, alejadas de la polución y bajas en mineralización. Sus manantiales se encuentran en Fuentevera, Albarcín, Aiguaneu, Virgen del camino y Orotana. Y es que el agua es imprescindible para nuestro bienestar físico y mental, no olvidemos que somos un 65% de agua. 

Numerosos estudios confirman que el consumo de agua al día reduce la aparición de enfermedades crónicas de la vejiga, la próstata o los riñones, tales como cálculos renales o algunos tipos de cánceres. Además el consumo de agua previene gripes y resfriados, gracias a las toxinas que eliminamos en la orina, si bebemos con frecuencia.

También es muy importante saber que cuando no tomamos agua, nuestra capacidad de concentración disminuye entre un 1 y un 2% apareciendo cansancio, dolor de cabeza o malestar general. También el rendimiento físico disminuye ante una ingesta pobre de agua, con lo cual antes, durante y después de hacer ejercicio físico, se recomienda beber agua. Por todo esto los médicos recomiendan que para todas esas personas a las que les cuesta tomar agua, la consuman a través de infusiones y tés, caldos, cremas o gelatina y que cada uno de nosotros tenga presente cuanto bebe al día para contribuir a tener nuestra salud a raya.

Deja un comentario